World Environment Day

Desechos alimentarios, eje del Día Mundial del Medio Ambiente

Bajo el lema “Piensa. Alimentate. Ahorra”, el foco de esta edición está puesto en reducir los desperdicios de alimentos y en adoptar prácticas responsables y comprometidas con el entorno a la hora de elegir qué comemos.

Miércoles 5 junio 2013
desechos

¿Sabías que los consumidores de los países ricos desperdician cada año casi la misma cantidad de alimentos que la producción de todo el África Subsahariana? “Si desperdiciamos comida, todos los recursos empleados para producirla también se desperdician. Así por ejemplo, producir un litro de leche supone gastar 1.000 litros de agua o una hamburguesa 16.000 litros… Todas esas emisiones de gas durante el proceso habrán sido en vano si desechamos alimentos”, explica el sitio oficial del Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha promovida por Naciones Unidas para concientizar a ciudadanos, gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad civil sobre los distintos desafíos que hacen a la sustentabilidad.

WED Logo_ES

La propuesta insta a los consumidores a elegir sus alimentos desde una perspectiva consciente y responsable:

“¿Qué significa tomar decisiones informadas? Elegir aquellos alimentos cuyo impacto al medio ambiente es menor, como el caso de la comida orgánica en la que apenas se usan productos químicos. O adquirir productos en mercados locales en los que se sabe que no ha sido necesario el transporte y por tanto, no han supuesto tantas emisiones de gas.”

El Papa Francisco también se refirió hoy al tema: dijo que los alimentos que tiramos a la basura “son alimentos que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre”.

Enterate más sobre los ejes de esta jornada y cómo podés contribuir a reducir tu huella alimentaria acá y acá.

 

Dejá tu comentario:

Comentá usando tu usuario de Facebook:

O ingresando tus datos:


Un comentario

  1. salome dijo:

    Si no hubiesen metido al papa Francisco lo hubiese compartido. En el vaticano usan pieles y comen animales sacrificados innecesariamente para tal fin. Entre muchas otras aberraciones. Que le diga eso al banco vaticano el papa.